Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 11 de agosto de 2017

El Príncipe. Maquiavelo (4/10)

CAPÍTULO VIII
DE LOS QUE LLEGAN AL PRINCIPADO POR MEDIO DE CRÍMENES

Claramente distingue Nicolás entre conquistar el poder y conquistar la gloria. Quienes llegan al trono con crímenes, tienen poder; pero no gloria

Pone de ejemplo a Agatocles, quien tomó el poder a base de crímenes. Nicolás dice: “(...) no se puede atribuir ni a la fortuna ni al talento lo que consiguió adquirir sin ellos”

Dice Nicolás: “Creo que todo depende del buen o mal uso que se haga de la crueldad”

“Puede decirse que está bien empleada (si se puede llamar bien al mal) cuando solo se practica una vez, dictada por la necesidad de asegurarse el poder y que luego no se recurre a ella más que para conveniencia del pueblo. Crueldades mal ejercidas son las que, poco considerables al empezar, se aumentan en vez de extinguirse” (En este texto podemos ver que Nicolás no es desalmado, sólo es duro)

“(...) cuando la necesidad te apremia, ya no estás a tiempo de acudir al mal; y si haces el bien, nadie te lo agradece, pues todos están convencidos de que te has visto forzado a hacerlo”


CAPÍTULO IX
DEL PRINCIPADO CIVIL

Es cuando un ciudadano llega al trono por el favor de sus conciudadanos, sin recurrir a la traición ni a la violencia

Éste se consigue por habilidad, y se llega por la obediencia del pueblo o por el favor de los grandes

El primer caso, el pueblo no puede resistir a los grandes, y cede la autoridad a uno que lo defienda. En el segundo caso, los grandes usan al príncipe para oprimir más al pueblo

“(...) honradamente no se puede contentar a los grandes, y sí al pueblo” (Además el pueblo son muchos como para pelear contra ellos, y los grandes, pocos)

El príncipe puede cambiar de nobles; pero no de pueblo

“Los hombres, cuando reciben el bien de quien sólo el mal esperaban, quedan más agradecidos a su bienhechor (...) La benevolencia del pueblo puede conquistarse por varios medios, de los cuales, no hablaré  porque no puedo dar regla segura, ya que varían con los tiempos”

“(...) un príncipe necesita el cariño del pueblo, sin el cual no le queda recurso alguno cuando le sea adversa la fortuna”

“(...) los principados civiles corren a su ruina cuando quieren establecer un gobierno absoluto”

“Un príncipe prudente debe procurar que sus súbditos le necesiten en todo tiempo, único medio de que siempre le sean fieles”


CAPÍTULO X
CÓMO SE DEBEN MEDIR LAS FUERZAS DE LOS GOBIERNOS

Aquí, Nicolás nos dice que se hace teniendo muchos hombres y después, se debe procurar ser autosuficiente en caso de guerra. 

“(...) propio de humanos es amar tanto para el bien que hacen como para el bien que reciben”


CAPÍTULO XI
DE LOS PRINCIPADOS ECLESIÁSTICOS

Dice Nicolás que son más fáciles de conseguir que de conservar, ya que se obtienen por suerte o por mérito, y que como está respaldado por instituciones religiosas poderosas, se mantiene en el gobierno sin importar cómo lo haga


CAPÍTULO XII
DE LAS DISTINTAS CLASES DE MILICIAS Y DE LOS SOLDADOS MERCENARIOS



“(...) los principales fundamentos de los Estados (...) son las buenas leyes y las buenas tropas”. Pero como ambas son dependientes mutuamente, hablar de uno es hablar de la otra

Las defensas extranjeras son útiles y peligrosas, porque carecen de disciplina, son ambiciosas y poco fieles


CAPÍTULO XIII
DE LAS TROPAS AUXILIARES, MIXTAS Y NACIONALES

Auxiliares: Tropas que un príncipe pide a sus aliados. Son inútiles, pues cuando se ha perdido, ya nada queda; pero si gana, queda a el príncipe a su merced

“(...) El príncipe que no ve los males hasta que llegan no es verdaderamente sabio; y no a todos les es dada la sabiduría”

“(...) nada hay tan débil ni mudable como el poder que no se basa en sus propios cimientos, es decir, que no está defendido por sus propios ciudadanos”

No hay comentarios:

Publicar un comentario