Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 28 de julio de 2017

El Príncipe. Maquiavelo (2/10)

CAPÍTULO I


CUÁNTAS CLASES HAY DE PRINCIPADOS Y POR QUÉ MEDIOS SE ADQUIEREN

Un resumen gráfico será más directo y fácil de entender




“Se conquistan o por las armas ajenas, o por las propias, por suerte o por virtud”


CAPÍTULO II

DE LOS PRINCIPADOS HEREDITARIOS

“(...) hay muchas menos dificultades en conservar los Estados hereditarios acostumbrados a la familia de un príncipe, que los Estados nuevos, pues basta para conseguirlo que el príncipe no se aparte del camino seguido por sus antepasados y se amolde a los acontecimientos (...) a no ser que una fuerza infinitamente superior le despoje de ellos”


CAPÍTULO III

DE LOS PRINCIPADOS MIXTOS

Si hablamos de un gobierno, es importante aclarar que después de un cambio viene una crisis de estabilidad. Si el príncipe no sabe aplacar esa crisis rápida y eficazmente, puede perder para siempre la gracia de los súbditos que lo llevaron al trono 

“Muy cierto es que un país reconquistado después de una sublevación no se pierde tan fácilmente por segunda vez” 

Y esto se debe a que una vez repuesto el anterior gobierno, ya está vacunado contra sus enemigos y tomará severas cartas sobre el asunto

Es fácil que el estado conquistado se haga simpatizante de quien lo conquistó, si conserva las costumbres y leyes (siempre que no vayan contra los del gobierno principal), y es mucho mejor cuando el estado añadido es límitrofe y/o usa la misma lengua

Si se reconquista un país, es difícil volverlo a perder, principalmente porque una vez que el príncipe retoma el poder, no le pesará la mano para hacer todo lo posible para asegurar su trono

Si se quiere conquistar un país limítrofe (y mejor aún si habla el mismo idioma) “no hay más que exterminar la familia del príncipe que los dominaba”

Si el estado adquirido ofrece resistencia, hay que aniquilar a todo el gobierno anterior y eso traerá la simpatía de los nuevos súbditos

Después de lo anterior hay que conservar todas las tradiciones y costumbres, siempre que éstas no sean antinacionales. ¡Y no aumentar impuestos!

Si el país conquistado difiere en lengua, tradiciones y organización, etc., lo mejor es que el príncipe vaya a vivir ahí, para dar soluciones inmediatas, para estar cerca de la nueva gente, para hacerse amar o temer

Otro medio es enviar una o dos colonias, o repatriar a los nuevos habitantes conquistados. Respecto a esto, dice Nicolás que no importa quitarle lo que tienen a los pobres. 

“(...) No debe perderse de vista que a los hombres hay que atraérselos o que” (sic en la edición de Colofón) “deshacerse de ellos” 

Nicolás dice que es mejor mandar colonias que una poderosa fuerza armada, porque la primera es más barata y la segunda es costosa hasta el grado de  generar pérdidas

A los vecinos de la tierra conquistada, si son débiles, hay que aliarse sin fortalecerlos. Si son fuertes, hay que debilitarlos, evitando a su vez que haga alianzas con otros poderosos. Esto último se logra permitiendo que un extranjero poderoso se posicione en la nueva tierra conquistada (y me imagino, en lo posible, tampoco en los aliados débiles protegidos)

Todo príncipe prudente no solamente soluciona los problemas actuales, sino que preve y trata de evitar los venideros

Diferir la guerra no es evitarla, sino darle ventaja al enemigo. Respecto a esto, el Arte de la Guerra de la familia Sun nos enseña que no hay que ir a los catorrazos, nada más porque sí. Las guerras son costosas y siempre son pérdida. Lo mejor es mermar al enemigo por otros medios. Un increíble contraste entre oriente y occidente para enfrentar el mismo fenómeno

Respecto a lo anterior, Nicolás dice que los romanos así lo hicieron, se fueron a la guerra sin evitarla. Nicolás dice que en su tiempo se dice que “hay que esperar los beneficios del tiempo”

Sobre esa frase (de los beneficios del tiempo), Nicolás dice: “que el tiempo lo echa todo por delante y lo mismo puede traer el bien que el mal y el mal que el bien”

Errores que cometió Luis XII en Italia: Aumentó la fuerza de una gran potencia; destruyó otras pequeñas; llamó a un extranjero poderosísimo; no fue a habitar allí; no envió colonias; despojó a los venecianos

“(...) nunca se debe dejar subsistir el desorden para evitar una guerra”

“(...) los franceses no entendían nada de política, porque, si entendieran, no hubieran dejado que la iglesia llegase a aquel estado de grandeza”

No hay comentarios:

Publicar un comentario