Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 21 de julio de 2017

El Príncipe. Maquiavelo (1/10)

El texto citado fue tomado de la edición de Editorial Colofón. ISBN 978-968-867-006-4


INTRODUCCIÓN 
(de la edición publicada por Fernández y Castrejón, Editores, en 1905)

“(...) En parte, no es a Maquiavelo a quien se censura al censurar el Príncipe, sino que se acusa al Renacimiento, a la sociedad por éste formada, cuyo representante es Maquiavelo tanto por su talento como por las opiniones que se le reprochan. Contradícense sin saberlo quienes le vituperan, porque el crimen y la virtud de aquella época crecieron juntos en el mismo terreno, fecundados por el mismo estiércol, y brotaron gracias a una misma descomposición. A la distancia que nos separa, el Renacimiento italiano, independientemente del desorden material, semeja brillante meteoro: no se ven en él más que obras maestras, los escritores y los artistas; pero, de cerca,  fue un infierno. Verdad es que infierno fueron también la Grecia de Alejandro, el Siglo de Augusto y el Siglo de Luis XIV; mas no importa: son los cuatro grandes siglos de la Historia, según dicen los profesores que la enseñan. La cicuta de Sócrates, el veneno de Demóstenes no deslucen a sus ojos el Siglo de Pericles y de Alejandro, ni la trágica muerte de Cicerón el Siglo de Augusto; no saben del Renacimiento y del reinado de Luis XIV más que la fama de Ariosto, de Rafael, de Miguel Ángel, de Descartes, de Moliere, de Bossuet. Detrás de esto, no había más que desesperación y muerte, una tempestad social que arrancaba de raíz la vida individual y no dejaba sino recuerdos a los escapados del naufragio. La memoria de semejantes males desapareció con aquellos que los padecieron; quedan los astros, pero no alumbran sino un campo de matanza. Si se indagara bien, veríase que las artes y las letras, que se supone que ocultan tales miserias, dan, sin embargo, de ellas testimonio. Maquiavelo es un testigo. Se le ataca por las opiniones que ha dejado; pero no hizo más que recogerlas, reunirlas, como un simple escribano. Los medios del Príncipe son los medios de la época”


DEDICATORIA A LORENZO DE MÉDICIS

Lorenzo, hijo de Pedro de Médicis, sobrino del Papa León X, y padre de Catalina de Médicis, que se casó, en el año de 1533, con el Delfín de Francia, hecho Rey en el de 1547 con el título de Enrique II... nada más para que vean la fichita a la que le escribió el libro este Nicolás

Me apropiaré de estas frases: “(...) Nada he hallado que fuera para mí tan querido o que estimase yo más que el conocimiento de las acciones de los grandes hombres (...) no podría ofreceros nada mejor que el poneros en condiciones de comprender en poco tiempo lo que tantos años he tardado en aprender y tantos peligros y fatigas me ha costado (...) he querido privarla de todo adorno y hacerla interesante sólo por la verdad de los argumentos y la gravedad del asunto”

No hay comentarios:

Publicar un comentario