Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 28 de agosto de 2015

Justine. Marqués de Sade (5 de 7)

Para ir a la parte 4, picar aquí
Para ir a la parte 6, picar aquí
Para ir a Eugenia, picar aquí


Para ir a mi ensayo sobre la filosofía de Sade, picar aquí

"(...) Las mujeres siempre preocupadas de sus derechos, las mujeres, a las que su debilidad y su escaso valor obligan a no perder nada, se estremecen a cada instante de que se les quite algo" (Diría algo en contra de esto; pero si una mujer no se siente valiosa por sí misma y digna de merecer respeto, entonces tiene razón)

"(...) Pretender castigar a un hombre semejante es la más estúpida y la más bárbara de las intolerancias; no es  mas culpable hacia la sociedad, sean cuales fueren sus extravíos, de lo que lo es, como acabo de decir, aquel  que llegó al mundo tuerto o tullido" (Ambos merecen morir o simplemente no nacer) "(...) El hombre dotado de gustos singulares es un enfermo; es, si lo prefieres, una mujer con humores histéricos. ¿Se te ha ocurrido jamás la idea de castigar o contrariar a ninguno de los dos?" (Quitando el machismo, este tema fue tratado en mi libro Z.U.L.E.M.A., en el cual, Araceli se hace la misma pregunta, de si un ser enfermo tiene la culpa de lo que origina su enfermedad. Lean el libro para saber la respuesta)

(Para Sade, el placer es personal, por lo tanto, no debe compartirse, debe ser egoísta)
"(...) ¿no es un sofisma insostenible atreverse a afirmar que es necesario para mejorarla que sea compartida  por la mujer? ¿Acaso no es evidente que la mujer no puede compartir nada con nosotros sin arrebatárnoslo, y que  todo lo que ella roba debe ser necesariamente a nuestras expensas?"

"(...) Amar es una cosa muy diferente a disfrutar; la prueba está en que se ama todos los días sin disfrutar, y  con mayor frecuencia aún se disfruta sin amar"

Para Sade, la mujer, por lo tanto, está para dar goce al hombre, y si ésta goza:
"(...) su goce sólo es intelectual, o sea quimérico y muy inferior al de los sentidos" (Con respecto a eso,  evidentemente es al revés, puesto que existe el llanto. La capacidad de llorar nos da la muestra física de que las emociones son tan grandes en ambos géneros que es imposible decir que es inferior a los sentidos)

"(...) Si el egoísmo es la primera ley de la naturaleza, es muy probablemente en los placeres de la lubricidad  más que en cualquier otro lugar que esta celeste madre desea que sea nuestro único móvil" (Pues te equivocas, ya que en el gen egoísta vemos que la naturaleza está dispuesta a autocensurarse o a ceder con tal de tener un beneficio mayor a largo plazo)

"(...) no hay ningún tipo de sensación más viva que la del dolor" (No lo niego)

"(...) ¡somos los dueños de nuestros gustos! ¿No debemos ceder al dominio de los que hemos recibido de la  naturaleza de igual manera que la orgullosa cabeza del roble se dobla bajo la tempestad que la azota?"  (Entonces eres esclavo de tus gustos, pues no los dominas) "Si la naturaleza se sintiera ofendida por esos  gustos, no nos los inspiraría; es imposible que podamos recibir de ella un sentimiento hecho para ultrajarla" (Las cosas no son para ultrajarlas, sino para que con su disfrute ambos evolucionemos)

"(...) Nos repugnan los medicamentos, aunque, sin embargo, nos resulten saludables. Acostumbrémonos también al  mal, y no tardaremos en encontrarle sólo encantos"

"(...) En eso es como aquellos escritores perversos cuya corrupción es tan peligrosa, tan activa, que sólo  tienen por objetivo, al imprimir sus espantosos sistemas, extender más allá de su vida la suma de sus crímenes.  Ya no pueden cometer más, pero sus malditos escritos harán cometerlos, y esta dulce idea que se llevan a la  tumba les consuela de la obligación en que les pone la muerte de renunciar al mal" (¿Te confesaste aquí, Sade?)

"(...) El imperio de la belleza obliga al respeto; a pesar de su corazón, el malvado más corrompido le rinde  una especie de culto que jamás infringe sin remordimientos" (La belleza física es demostración de belleza genética, por lo que en un mundo de gente bella, sólo las virtudes serán diferenciadoras para elegir pareja)

"(...) ¿Debo temer perder a tres o cuatro hombres a cambio de salvar a millones de individuos que su política o su ferocidad sacrifica?" (Hay que preguntarle a Maquiavelo; pero para mi punto de vista, 3 ó 4 hombres son sacrificables... el problema es que no se sacrifican a los correctos)

Para ir a la parte 4, picar aquí
Para ir a la parte 6, picar aquí
Para ir a Eugenia, picar aquí



Para ir a mi ensayo sobre la filosofía de Sade, picar aquí

viernes, 21 de agosto de 2015

Justine. Marqués de Sade (4 de 7)

Para ir a la parte 3, picar aquí
Para ir a la parte 5, picar aquí
Para ir a Eugenia, picar aquí

Para ir a mi ensayo sobre la filosofía de Sade, picar aquí

"(...) --¡Oh, Dios mío! --exclamé--, vos lo habéis querido; estaba escrito en vuestros eternos decretos que el  inocente fuera la presa del culpable. Disponed de mí, Señor, todavía estoy muy lejos de los males que habéis  sufrido por nosotros. ¡Ojalá los que yo soporto adorándoos me hagan digna un día de las recompensas que  prometéis al débil, cuando os tiene por objeto en sus tribulaciones y os glorifica en sus penas!" (¡¡JAJAJA!!)

"(...) ¡Así que era culpable!, exclamé, ¡denunciada por segunda vez a la justicia por haber sabido respetar en  exceso sus leyes!" (Como buena rubia, estúpida) "De acuerdo, no me arrepiento: por muchas cosas que puedan  ocurrirme, jamás conoceré los remordimientos mientras mi alma siga pura y no haya cometido otro mal que el de haber atendido en exceso los sentimientos equitativos y virtuosos que jamás me abandonarán" (Bueno, eso te lo concedo como un punto a tu favor)

"(...) Seguramente, continuaba, en todo eso hay algo poco conforme con las costumbres regulares de las que no  quiero apartarme jamás; examinémoslo" (¿No te digo?)

Rodin, uno de sus perversos amos, le pide que se quede con él, ya que un ser tan virtuoso como ella le da tranquilidad entre tanto desenfreno
"(...) «¡Oh, cielos!», pensé en aquel momento, «así que la virtud es necesaria, indispensable para el hombre,  ¡ya que el propio vicioso se siente obligado a tranquilizarse con ella, y utilizarla como amparo!»"
Sin embargo, Rodin le deja en claro
"(...) --No creas --contestaba a mis sabios consejos-- que la especie de homenaje que he rendido a la virtud en  tu persona sea una prueba de que la aprecio, ni de que la prefiero al vicio"

"(...) En una sociedad totalmente viciosa, la virtud no serviría de nada" (¿Holanda?)

Rodin le dice a Justine
"(...) Sólo lo constante es realmente bueno; lo que cambia perpetuamente no puede aspirar al carácter de  bondad. He ahí por qué se ha puesto la inmutabilidad en el rango de las perfecciones de lo Eterno. Pero la  virtud está totalmente privada de esta característica: no existen dos pueblos en la superficie del globo que  sean virtuosos de la misma manera"

"(...) ¿no será mejor que renuncie a procurarles una dicha que debe costarme tanto mal?"

"(...) Pero, os dicen los necios, «el mal no nos hace felices». No, cuando se ha convenido ensalzar el bien"  (Afirma que si todos son malos, todos serían felices. La infelicidad viene de que algunos son malos y otros  buenos. Yo digo que también si todos son buenos serían felices si seguimos el mismo razonamiento)

"(...) Todos los hombres sentirán placer en cometerlo, no porque esté permitido (eso sería a veces una razón  para disminuir su atractivo), sino porque las leyes ya no lo castigarán, y disminuyen, por el temor que  inspiran, el placer con que la naturaleza ha dotado al crimen" (Eso estaría bien si tuviera la humanidad un  consciencia global; pero como no, pues son inconscientes, hacen las cosas por estúpidos, no lo por lo que dice Sade)

"(...) ¿No es mejor, pues, soñar con los locos que pensar justamente con los cuerdos?" (La cuestión entre bien y mal no radica en la cordura ni en el beneficio personal, como lo hace ver casi todo el mundo, sino en el hecho de preservar el devenir del ser. Esta cuestión nadie la toma en cuenta y por lo tanto, caen en muchos errores)

"(...) jamás entenderé que un padre que quiso dar la vida no sea libre de dar la muerte" (Sujeili, ya te la sabes, así que tú dirás si te portas bien o no)

"(...) --¡Ay, cielos! --digo al traidor--, ¡tendré que ser de nuevo la víctima de mis buenos sentimientos, será  de nuevo castigado como un crimen mi deseo de acercarme a lo que la religión tiene de más respetable!" (Un monje, quien en lugar de darle consuelo espiritual, la lleva con los demás monjes para convertir a Justine en su esclava sexual)

Dice el padre Severino
"(...) ¿la religión?, no existe para nosotros, nuestro desprecio por ella aumenta debido a que la conocemos más  (...) ¿A quién recurrirás, por consiguiente? ¿Será a ese Dios al que acabas de implorar con tanto celo, y que,  para recompensarte de tu fervor, te precipita aún con mayor decisión en la trampa? ¿A ese Dios quimérico al que  nosotros mismos ofendemos aquí cada día insultando sus vanas leyes?..." (Lo peor es que quienes menos creen son los líderes religiosos)

"(...) que aprenda que entre personas como nosotros la compasión no sirve para sofocar la naturaleza" (Personas entregadas a su propia esclavitud en lugar de ellos dominar su ser)

"(...) los objetos no tienen más valor ante nuestros ojos que el que les da nuestra imaginación" (Eso que ni qué)

Epistemología Sádica:
"(...) La imaginación del hombre es una facultad de su mente a la que, mediante el órgano de los sentidos, van  a pintarse y modificarse los objetos, para formar a continuación sus pensamientos, debido a la primera  impresión de estos objetos. Pero esta imaginación, resultante ella misma del tipo de organización de que está  dotado el hombre, sólo adopta los objetos recibidos de tal o cual manera, y sólo crea a continuación los  pensamientos a partir de los efectos producidos por el choque de los objetos percibidos (...) es a partir del efecto recibido por esta imaginación del objeto, sea cual fuere, que se decide a amarlo o a odiarlo (...) La  unanimidad demuestra la conformidad en los órganos, pero nada en favor de la cosa amada. Las tres cuartas  partes del universo pueden considerar delicioso el aroma de una rosa, sin que eso pueda servir de prueba, ni  para condenar a la cuarta parte que podría considerarlo malo, ni para demostrar que ese aroma sea realmente  agradable"

"(...) En el seno de la madre se fabrican los órganos que deben hacernos susceptibles de tal o cual fantasía;
los primeros objetos descubiertos, las primeras conversaciones oídas acaban de determinar el resorte: se forman  los gustos, y ya nada en el mundo puede destruirlos. Por mucho que se empeñe la educación, no cambia nada, y el  que debe ser un malvado lo es con tanta seguridad, por buena que sea la educación que se le haya dado, como  corre con toda seguridad hacia la virtud aquel cuyos órganos se encuentran dispuestos para el bien, aunque el  maestro haya fallado" (Es decir, Sade reconoce que se nace bueno o malo; pero no dice nada de la esencia  primigenia del bien y del mal) "(...) el primero es tan poco digno de castigo como el segundo de recompensa"

Para ir a la parte 3, picar aquí
Para ir a la parte 5, picar aquí
Para ir a Eugenia, picar aquí


Para ir a mi ensayo sobre la filosofía de Sade, picar aquí

viernes, 14 de agosto de 2015

Justine. Marqués de Sade (3 de 7)

Para ir a la parte 2, picar aquí
Para ir a la parte 4, picar aquí
Para ir a Eugenia, picar aquí
Para ir a mi ensayo sobre la filosofía de Sade, picar aquí

"(...) una sociedad, que siempre quitaba demasiado a uno y jamás concedía suficiente a otro" (Prácticamente cada país se queja de lo mismo)

"(...) el mal menor es perder la vida, que representa una desdicha infinitamente menor que la de vivir en el oprobio y la miseria" (Por eso las revueltas, que los desdichados llaman acto heroico o martirio, y los ricos llaman terrorismo)

"(...) es el único consuelo del infortunado, no se lo arrebatéis; cuando los hombres nos abandonan, ¿quién nos vengará si no es Dios?" (Justine trata de aferrarse a sus creencias, porque no ve otra forma de combatir la lógica que acaba de escuchar, a lo que le contesta) "(...) esta idea te consuela, pero no por ello es menos falsa. Más aún, es esencial que el infortunado sufra; su humillación y sus dolores figuran entre las leyes de la naturaleza, y su existencia es útil al plan general, tanto como la de la prosperidad de quien lo aplasta" (Es decir, se necesitan personas que sufran para que alguien goce, se necesita privar a alguien de algo para que otro tenga. Se llama cadena alimenticia; pero llevado a la sociedad. Sin embargo, aunque parece ser una ley natural llevado al plano social, recordemos que ni los herbívoros se acaban el pasto, ni los carnívoros aniquilan a los herbívoros, cosa que la sociedad sí hace)

"(...) que no se asuste ni se detenga aquel cuya alma se sienta inclinada al mal; que lo cometa sin temor, en  el momento en que ha sentido su impulso: sólo resistiéndosele ofendería a la naturaleza" (Entonces se convierte en esclavo de sus pasiones y no amo de ellas. Mal, Sade, mal. Eso demuestra un carácter débil porque no eres capaz de controlarte. Eres como un bebé que orina el pañal en lugar de un hombre que va al baño. Esa actitud te detiene de crecer en lugar de fortalecerte. Muchos que leyeron mi libro Z.U.L.E.M.A. me dirán que me contradigo, porque en mi libro digo que el malo debe hacer el mal y el bueno el bien; pero nadie es totalmente malo, ni nadie es totalmente bueno. Lo que dice Sade es perderse en lo que uno es, en lugar de controlarlo)

Argumento ateo de Sade. Ayudaré poniendo comentarios
"(...) Los primeros hombres, asustados por unos fenómenos que los impresionaron, tuvieron que creer  necesariamente que un ser sublime y desconocido por ellos había dirigido su marcha y su influencia. Es propio  de la debilidad suponer o temer la fuerza. La mente del hombre, todavía demasiado infantil para buscar y para  encontrar en el seno de la naturaleza las leyes del movimiento, único resorte de todo el mecanismo que le asombraba, creyó más simple suponer un motor a esta naturaleza que verla motora de sí misma, y sin pensar que  le costaría un esfuerzo mucho mayor edificar y definir este amo gigantesco que buscar en el estudio de la  naturaleza la causa de lo que le sorprendía, admitió el ser soberano y le dedicó sus cultos. A partir de ese  momento, cada nación los compuso análogos a sus costumbres, a sus conocimientos y a su clima. No tardaron en  haber en la Tierra tantas religiones como pueblos, tantos dioses como familias. Sin embargo, debajo de todos  esos ídolos era fácil reconocer al fantasma absurdo, fruto primero de la ceguera humana. Lo vestían de  diferente manera, pero siempre era lo mismo (...) Dios no existe: la naturaleza se basta a sí misma" (Creo que hasta aquí todo va claro) "(...) Un  Dios supone una creación, o sea un instante en el que no hubo nada, o bien un instante en el que todo estuvo en  el caos. Si uno u otro de esos estados era un mal, ¿por qué tu Dios lo dejaba subsistir? Si era un bien, ¿por qué lo cambia?" (Un Dios creador o transmutador es improcedente, el primero, por lo que dijo Faure; pero el Dios transmutador es un error al considerar a Dios inmutable. Todo esto se resuelve con un Dios recursivo) "Ahora bien, si es inútil, ¿puede ser poderoso? Y si no es poderoso, ¿puede ser Dios? Si la  naturaleza se mueve a sí misma, ¿de qué sirve el motor?" (O sea, Dios) "Y si el motor actúa sobre la materia moviéndola, ¿cómo  no es materia él mismo?" (Sade comete el error de separar tajantemente la materia del espíritu, por eso comete estos errores en su lógica) "¿Puedes concebir el efecto del espíritu sobre la materia, y la materia recibiendo el  movimiento de un espíritu que carece en sí mismo de movimiento?"

¿Sade cree en la reencarnación?
"(...) cuando muramos, es decir, en la reunión de los elementos que nos componen con los elementos de la masa  general, aniquilados para siempre cualquiera que haya sido nuestro comportamiento, pasaremos durante un  instante por el crisol de la naturaleza para resurgir bajo otras formas"

"(...) La oración es el más dulce consuelo del desdichado; se siente más fuerte cuando ha cumplido con este  deber" (Frase de Justine; pero que nos deja ver cuán fácil es atormentar a alguien amparado bajo la religión... y luego los malos somos nosotros)

"(...) Por desgracia es muy común ver cómo el libertinaje ahoga la piedad en el hombre y habitualmente sólo  sirve para endurecerlo: sea porque la mayor parte de sus extravíos necesita la apatía del alma, sea porque la violenta sacudida que esta pasión imprime a la masa de los nervios disminuye la fuerza de su acción, la verdad  es que un libertino rara vez es un hombre sensible" (En parte se debe a la apatía del alma, como le llama, y también a que se genera una cierta callosidad, por llamarle de alguna manera, que no deja sentir las primeras emociones y se necesitan otra más fuertes)

Fundamento por parte de Sade para la homosexualidad
"(...) ¡si conocieras los encantos de esta fantasía, y pudieras entender la dulce ilusión de ser únicamente una mujer! ¡Increíble extravío de la mente! ¡Aborrecer ese sexo y querer imitarlo! ¡Ah, qué dulce es conseguirlo, Thérèse!" (Justine se hace llamar Thérèse para esconder su identidad y verdadero nombre) "¡Qué delicioso ser la puta de todos los que te desean y llevando a ese punto, al último extremo, el delirio y la prostitución, ser sucesivamente en el mismo día la querida de un mozo de cuerda, de un marqués, de un lacayo, de un fraile, ser sucesivamente por ellos amado, acariciado, deseado, amenazado, golpeado, a veces victorioso en sus brazos, y, otras, víctima a sus pies, enterneciéndolos con caricias, reanimándolos con excesos...!" (Resumen: Estúpida depravación y denigración de la sexualidad)

"(...) pero cuando el estudio más profundo me ha demostrado que todo lo que vegeta en este globo, la más  imperfecta de las obras de la naturaleza, tiene un precio equivalente a sus ojos, jamás admitiré que el cambio  de uno de esos seres en mil otros pueda alterar en nada sus designios" (En este momento se refiere al  homicidio; pero esta parte que pongo puede ayudarme a defender que la creencia en la reencarnación da motivo a  la matanza indiscriminada de las especies)

"(...) ¿Es sensato que el más débil pueda realmente ofender al más fuerte?" (Se refiere a que si nosotros somos más débiles que la naturaleza, no podremos ofenderla con nuestras depravaciones. Y ciertamente no; pero sí nos dañamos a nosotros mismos)

(Debido a que la naturaleza es movimiento, y sólo el crimen preserva el movimiento, dice) "(...) Así pues, el ser que más se le parezca y, por consiguiente, el ser más perfecto, será necesariamente  aquel cuya agitación más activa será la causa de muchos crímenes, mientras que, repito, el ser inactivo o  indolente, es decir, el ser virtuoso, debe de ser para ella, sin duda, el menos perfecto ya que sólo tiende a  la apatía, a la tranquilidad, que volvería a sumir incesantemente todo en el caos, si llegara a predominar"

Para ir a la parte 2, picar aquí
Para ir a la parte 4, picar aquí
Para ir a Eugenia, picar aquí

Para ir a mi ensayo sobre la filosofía de Sade, picar aquí

viernes, 7 de agosto de 2015

Justine. Marqués de Sade (2 de 7)

Para ir a la parte 1, picar aquí
Para ir a la parte 3, picar aquí
Para ir a Eugenia, picar aquí
Para ir a mi ensayo sobre la filosofía de Sade, picar aquí

"(...) Una delicadeza impropia te ha llevado a los pies del cadalso, un crimen espantoso te salva de él: mira  de qué sirven las buenas acciones en el mundo, ¡y si vale la pena inmolarse por ellas!" (Otra frase que busca reforzar el poder del mal sobre el bien)

"(...) Si la Providencia me hace penosa la carrera de la vida, es para compensarme de ello en un mundo mejor.  Esta esperanza me consuela, endulza mis penas, apacigua mis quejas, me refuerza en la adversidad, y me lleva a  desafiar todos los males que Dios quiera enviarme. Esta alegría se apagaría inmediatamente en mi alma si yo  acabara por mancillarla con crímenes" (Nadie dice que cometas crímenes, sólo que no seas pendeja; pero te das el lujo de serlo porque la religión te obliga)

"(...) la dureza de los ricos legitima el mal comportamiento de los pobres (...) La naturaleza nos ha hecho  nacer a todos iguales" (Esto último no es cierto, somos la misma especie pero cada uno es diferente. Por eso el  siguiente silogismo es erróneo desde su fundamento) "si la suerte se complace en estorbar este primer plan de  las leyes generales, a nosotros nos corresponde corregir sus caprichos y reparar, mediante nuestra habilidad,  las usurpaciones del más fuerte (...) Es muy difícil asegurarse contra el robo cuando se tiene tres veces más de lo que hace falta para vivir; muy incómodo no concebir jamás el asesinato, cuando se está rodeado de  aduladores o de esclavos para quienes nuestras voluntades son leyes; muy penoso, a decir verdad, ser moderado y  sobrio, cuando a cada hora se está rodeado de los manjares más suculentos; les cuesta mucho ser sinceros,  ¡cuando no tienen ningún interés en mentir!... (...) ¡quieres que nos privemos del crimen cuando sólo su mano nos abre la puerta de la vida, nos mantiene en ella, nos conserva en ella, y nos impide perderla! ¡Quieres que  perpetuamente sometidos y degradados, mientras la clase que nos domina tiene para sí todos los favores de la  Fortuna, nos reservemos sólo la pena, el abatimiento y el dolor, la necesidad y las lágrimas, la deshonra y el  cadalso!" (Todo este largo párrafo en defensa del crimen, no tiene sentido porque no somos iguales. Todos somos diferentes. El creer que todos somos iguales hace que se pierda la individualidad. Y si no hay individuo, no debo preocuparme por él, pues hay otro igual, yo, que lo substituye)

"(...) ¿Qué puede importar a los hombres o a Dios que esta parte esté intacta o ajada?" (Un criminal trata de convencer a Justine de hacerla su amante, esa parte se refiere a su himen) "Y te digo más: si la intención de la naturaleza es que cada individuo cumpla aquí abajo las funciones para las que ha sido formado,  y la única razón de existir de las mujeres es servir de goce a los hombres, resistir de ese modo a la función  que te ha encomendado es insultarla abiertamente. Es querer ser una criatura inútil para el mundo y, por  consiguiente, despreciable" (La razón de la mujer no es dar placer al hombre, así como el hombre no tiene razón de ser, tampoco la mujer. Es en nuestra complementariedad que nos damos un sentido mutuamente. Destruir la imagen de la mujer aniquila por lo tanto a la del varón)

"(...) Pero si queda demostrado que al colocar esta semilla en nuestros riñones" (¿Dónde he oído eso antes, de que el esperma viene de los riñones?  ¡Ah, sí, en el corán! ¡Vaya si pasó tiempo antes de descubrir la verdad!)

Como la Justine es bien apretada y no cede, el criminal le propone que tengan sexo anal:
"(...) En principio, la posibilidad de hacerlas es una primera prueba de que no la ofenden en absoluto. Estaría  en contra de todas las leyes de la equidad y de la profunda sabiduría, que le reconocemos en todo, que  permitiera lo que la ofende" (En base a eso, como la naturaleza permite la contaminación, está bien  contaminar... ¿Verdad que no? Todo es posible; pero sólo es válido o ético proseguir con aquellas cosas que van a favor del ser. Algo que va en contra de una naturaleza, genera un daño en el ser, tal es el caso de la radioactividad, que podamos usarla no significa que esté bien, pues daña a muchos seres) "En segundo lugar, estas pérdidas son ejecutadas cien y hasta cien millones de veces todos los días por ella misma. Las poluciones nocturnas, la inutilidad de la semilla en la época de los embarazos de la mujer, ¿no son pérdidas autorizadas por sus leyes?" (También la naturaleza permite la extinción  de especies; pero es ella quien puso las reglas y la única autorizada para manipularlas y romperlas. Y sí, me  atacarán por mi favoritismo a la eugenesia; pero eso lo defenderé en mis obras, no aquí)

"Al día siguiente nos encontrábamos a resguardo en el bosque de Chantilly" (Suena delicioso)

"(...) Son las leyes las culpables de estos crímenes, no nosotros: mientras ajusticien tanto a los ladrones  como a los asesinos, jamás se cometerán robos sin asesinatos. Como los dos delitos se castigan en igual medida, ¿por qué negarse al segundo si puede encubrir el primero?" (Pues sí, ahí no puedo decir nada al respecto) "¿De dónde sacáis además  --prosiguió esta horrible criatura-- que doscientos luises no valgan tres asesinatos?" (En la clase de historia de la preparatoria nos daban un punto por cada noticia que diéramos. Yo le dije a la maestra de un muerto por atropellamiento que presencié el día anterior y me dio el punto. Si la vida humana vale un punto en la clase de historia de la prepa, que valga doscientos luises se me hace mucho) "Siempre hay que calcular las cosas por la relación que guardan con nuestros intereses" (El problema es que sólo ven el beneficio inmediato y por eso no pueden calcular bien)

"(...) ¿Cómo queréis que no perezca aquel que, por un ciego egoísmo, pretende luchar a solas contra los  intereses de los demás? ¿Acaso la sociedad no está autorizada a no soportar jamás en su seno al que se  manifiesta en contra de ella? Y el individuo que se aísla, ¿puede luchar contra todos?, ¿puede vanagloriarse de  vivir feliz y tranquilo si, por no aceptar el pacto social, no consiente en ceder una pequeña --parte de su  felicidad para garantizar la restante? La sociedad sólo se sostiene mediante intercambios perpetuos de favores, que son los vínculos que la cimientan; aquel que, en lugar de esos favores, sólo ofrezca crímenes, deberá ser temido a partir de entonces, y será necesariamente atacado, si es el más fuerte, y sacrificado por el primero al que ofenda, si es el más débil; pero destruido en cualquier caso por la poderosa razón que obliga  al hombre a asegurar su reposo y a dañar a los que quieren turbarlo" (Aquí trata de hacer que Justine ceda al bien común, que es ser la puta de todos los criminales; pero también defiende su vida criminal dando una especie de apología como la que di respecto a que debe legalizarse el homicidio)

"(...) No es en absoluto la virtud lo que sostiene nuestras asociaciones criminales: es el interés, el egoísmo" (De acuerdo, y por ese mismo egoísmo interesado, se acabaría la criminalidad, porque cualquier podría matar en represalia)

"(...) Lo que llamamos interés de la sociedad no es otra cosa que la suma de los intereses particulares  reunidos, pero sólo cediendo este interés particular se puede coincidir y colaborar con los intereses  generales. Ahora bien, ¿qué quieres que ceda el que no tiene nada? (...) ¿no es alejarse de esta sociedad  injusta para conceder los derechos a una sociedad diferente que, situada en la misma posición que él, tenga  interés en combatir, con la reunión de sus pequeños poderes, el poder más amplio que quería obligar al  desdichado a ceder lo poco que tenía para no recibir nada de los demás? Pero de ahí nacerá, me dirás, un estado  de guerra perpetuo. ¡De acuerdo! ¿Acaso no es el de la naturaleza? ¿El único que nos conviene realmente? Todos  los hombres nacieron aislados, envidiosos, crueles y déspotas, deseosos de tenerlo todo y no ceder nada, y  luchando incesantemente por mantener tanto su ambición como sus derechos" (Por lo que veo, para Sade, todos los hombres nacen iguales, es decir, malos)

Para ir a la parte 1, picar aquí
Para ir a la parte 3, picar aquí
Para ir a Eugenia, picar aquí

Para ir a mi ensayo sobre la filosofía de Sade, picar aquí